Reparación adecuada de las llantas

Reparación adecuada de las llantas

La reparación adecuada de un pinchazo en una llanta debe incluir un tapón y un parche. ¡Jamás considere ponerle solo un tapón a la llanta!

Las reparaciones adecuadas de las llantas deben ser realizadas por profesionales capacitados en servicio de llantas, mediante el uso de los procedimientos aprobados por el fabricante. Si una llanta pierde continuamente presión de inflado o ha perdido toda o la mayor parte de su presión de inflado, se debe retirar de la rueda para una inspección interna completa para ver si hay daños. Para vehículos equipados con doble llanta (duales), si una de las llantas tiene baja presión de inflado o se desinfla por completo, la otra llanta soportará la carga de ambas, lo que provocará una condición de sobrecarga para ambas llantas. Por lo tanto, un profesional de servicio de llantas debe revisar ambas llantas para ver si hay daños.

Nunca haga reparar una llanta con un daño mayor a ¼ de pulgada (6 mm) de diámetro. No repare un daño fuera del área de reparación de pinchazos como se muestra a continuación.

 
Las reparaciones de pinchazos se limitan al área de la banda de rodamiento, como se muestra en la imagen general anterior.

Solo personal especialmente capacitado que utilice las herramientas y los procedimientos adecuados debe reparar las llantas.

Al hacer reparar una llanta, asegúrese de que el personal de reparación:

  • Nunca realice una reparación de las llantas directamente sobre la rueda
  • Nunca use solo un tapón (vástago)
  • Nunca use solo un parche
  • Nunca use un tubo interno como sustituto de una reparación adecuada
 

 

 

Si una llanta pierde continuamente presión de inflado o ha perdido toda o la mayor parte de su presión de inflado, se debe retirar de la rueda para una inspección interna completa para ver si hay daños. Conducir con llantas dañadas es peligroso. Una llanta dañada puede fallar repentinamente, incluso por una separación entre la banda de rodamiento y el cinturón, incluso más adelante, lo que puede ocasionar un accidente y lesiones personales graves o la muerte.

Nunca realice la reparación de la llanta sin retirarla de la rueda para una inspección interna. No realice una reparación de las llantas con la llanta hacia afuera o sobre la rueda.

 

La imagen anterior es un ejemplo de una llanta que se utilizó desinflada y se dañó con un objeto punzante que causó roturas peligrosas y no reparables en el revestimiento interno y el material de la capa del cuerpo. Este tipo de daño no habría sido visible desde el exterior de la llanta.

Cada llanta se debe retirar de la rueda para poder inspeccionarla y determinar si se puede reparar o se debe reemplazar.

 

Las llantas reparadas incorrectamente pueden fallar durante el servicio, por ejemplo por separación de la banda de rodamiento y el cinturón, lo que puede provocar un accidente y lesiones personales graves o la muerte.

Las llantas siempre se deben reparar adecuadamente como se describe en la tabla de pared RMA, "Procedimientos de reparación de pinchazos para llantas de pasajeros y para camionetas livianas".

 

Índices de velocidad. Cuando se haya reparado una llanta producida por Cooper con índice de velocidad, el índice de velocidad ya no se aplica. La capacidad de velocidad del vehículo está limitada por la capacidad de velocidad de la llanta reparada. Cuando se repara una llanta de pasajeros producida por Cooper con índice de velocidad, la velocidad máxima de la llanta es de 85 mph (137 km/h).

Siga rodando